Filtro de productos
Filtros activados:
    Fabricante

    Ánodos Tohatsu

    Los ánodos protegen el motor de la corrosión galvánica producida por la diferentes durezas y composiciones de los metales, y que sobre todo en agua sala y ambiente marino es más acusado por conducir mejor la electricidad, que aumenta la interactividad entre los distintos metales que componen el motor, y su interacción a la vez con artículos metá...

    Los ánodos protegen el motor de la corrosión galvánica producida por la diferentes durezas y composiciones de los metales, y que sobre todo en agua sala y ambiente marino es más acusado por conducir mejor la electricidad, que aumenta la interactividad entre los distintos metales que componen el motor, y su interacción a la vez con artículos metálicos que puedan encontrarse sumergidos.

    Para combatir esta corrosión y mantener nuestro motor en buen estado es imprescindible controlar que los ánodos se encuentren en buen estado, y sustituirlos en caso de encontrarse desgaste acusado o deterioro de los mismos.

    En esta sección puedes encontrar los ánodos necesarios para sustituir los desgastados.

    Más
    Mostrando 1 - 8 de 8 items
    Mostrando 1 - 8 de 8 items

    Desde Diciembre de 2020, será posible elegir el material de composición de los ánodos no originales, entre Aluminio ó Zinc.

    Los fabricantes de motores marinos utilizan en la fabricación de sus ánodos originales, una aleación de varios metales, en los que en mayor proporción son el Zinc, Magnesio y Aluminio. La razón del uso de este tipo de ánodos es debido a el desconocimiento por parte del fabricante del motor marino de el medio (agua salada, dulce ó salobre), en que el futuro propietario usará dicho motor. Usando este tipo de ánodo de aleaciones se garantiza que le motor estará protegido en cualquier situación.

    Los ánodos no originales pueden estar fabricados con los siguientes materiales:

    Zinc: Es el más usado para el agua salada, ofreciendo una buena protección, pero con los siguientes inconvenientes:

    • En su composición tiene el metal Cadmio, que es muy contaminante para la vida acuática.
    • Es muy pesado.
    • En determinadas situaciones produce una reacción química, visible como una capa blanquecina alrededor de el ánodo que anula su protección.
    • La protección en agua dulce se reduce notablemente.

    Magnesio: Es el metal más efectivo como protección en agua dulce, pero:

    • Es caro y por ello se utiliza en aleación con otros metales.
    • No ofrece buena protección en agua salada.

    Aluminio: Es el material que se usa cada vez más en fabricación de ánodos de protección galvánica por las siguientes razones:

    • Ofrece buena protección en agua salada, dulce o salobre.
    • Es muy liviano, ahorrando peso en motores y embarcaciones.
    • Más duradero, prolongando el tiempo de sustitución con el consiguiente ahorro.
    • Es barato y muy abundante en la naturaleza.
    • No contamina como otros materiales el medio ambiente.

    Síguenos en Facebook