Filtro de productos
Filtros activados:

    Ánodos Mercury | Mariner

    ¿Buscas ánodos de protección para motor fueraborda Mercury y Mariner? En Náutica Cádiz tenemos 30 años de experiencia en el mundo de la náutica y especialmente en todo lo relacionado con los motores fueraborda, es por ello que sabemos la importancia de los ánodos y hemos creado esta categoría para que puedas comprar online los ánodos Mercury y M...

    ¿Buscas ánodos de protección para motor fueraborda Mercury y Mariner? En Náutica Cádiz tenemos 30 años de experiencia en el mundo de la náutica y especialmente en todo lo relacionado con los motores fueraborda, es por ello que sabemos la importancia de los ánodos y hemos creado esta categoría para que puedas comprar online los ánodos Mercury y Mariner de la forma más sencilla posible.

    La importancia de los ánodos de motores fueraborda
    El motor fueraborda de una embarcación está expuesto a múltiples factores externos debido al continuo contacto con el agua, como la humedad, el salitre y los rayos U.V. Es por eso que tienen que llevar una protección especial que pueda absorber toda esta corrosión y liberar al motor fueraborda de posibles problemas y un desgaste excesivo. Esta protección se manifiesta en forma de ánodos.

    Cuando cambiar el ánodo de nuestro motor fueraborda
    Por las razones que hemos citado anteriormente, el ánodo debe de ser sustituido cuando el desgaste del mismo supere el 40% o podamos observar que el color ha cambiado de forma drástica, esto querrá decir que el ánodo ya no está haciendo su función y la corrosión pasará a absorberla nuestro motor fueraborda, lo que conllevará graves problemas como picaduras en motores de power trim o en el escape.

    Tipos de ánodos para motor fueraborda
    Generalmente existen dos tipos de ánodos, fabricados en zinc o aluminio, para el agua salada la elección ideal es el zinc o aluminio y para el agua dulce pueden ser utilizados tanto los de aluminio como los de magnesio. C

    ¿Qué anodo corresponde a mi motor fueraborda Mercury y Mariner? Debido a la gran cantidad de modelos diferentes en ocasiones es difícil saber qué ánodo nos corresponde, por ello disponemos de tres medios de comunicación para que puedas hacernos llegar tus dudas.

    ⌨ CORREO ELECTRÓNICO → info@nauticacadiz.com

    ✍ WHATSAPP → 619 35 59 64

    ☎ NÚMERO DE TELÉFONO → 956 26 00 59

    Por favor ten a mano el modelo y número de serie de tu motor fueraborda Mercury o Mariner ya que uno de nuestros especialistas te lo pedirá.

    Más
    por página
    Mostrando 1 - 20 de 37 items
    Mostrando 1 - 20 de 37 items

    Desde Diciembre de 2020, será posible elegir el material de composición de los ánodos no originales, entre Aluminio ó Zinc.

    Los fabricantes de motores marinos utilizan en la fabricación de sus ánodos originales, una aleación de varios metales, en los que en mayor proporción son el Zinc, Magnesio y Aluminio. La razón del uso de este tipo de ánodos es debido a el desconocimiento por parte del fabricante del motor marino de el medio (agua salada, dulce ó salobre), en que el futuro propietario usará dicho motor. Usando este tipo de ánodo de aleaciones se garantiza que le motor estará protegido en cualquier situación.

    Los ánodos no originales pueden estar fabricados con los siguientes materiales:

    Zinc: Es el más usado para el agua salada, ofreciendo una buena protección, pero con los siguientes inconvenientes:

    • En su composición tiene el metal Cadmio, que es muy contaminante para la vida acuática.
    • Es muy pesado.
    • En determinadas situaciones produce una reacción química, visible como una capa blanquecina alrededor de el ánodo que anula su protección.
    • La protección en agua dulce se reduce notablemente.

    Magnesio: Es el metal más efectivo como protección en agua dulce, pero:

    • Es caro y por ello se utiliza en aleación con otros metales.
    • No ofrece buena protección en agua salada.

    Aluminio: Es el material que se usa cada vez más en fabricación de ánodos de protección galvánica por las siguientes razones:

    • Ofrece buena protección en agua salada, dulce o salobre.
    • Es muy liviano, ahorrando peso en motores y embarcaciones.
    • Más duradero, prolongando el tiempo de sustitución con el consiguiente ahorro.
    • Es barato y muy abundante en la naturaleza.
    • No contamina como otros materiales el medio ambiente.